Nortland y otros poemas

Hilda Guerra

 

Nortland  

 

si los pueblos no tuvieran memoria qué sería de los pueblos,
                         fui a trabajar a Uruguay ese fatídico fin de semana.
 No aguantaba más la tensión aquí. Ojalá nunca hubiese traído este poema.

 

Nortland

un nombre más un barco más

un país más en el consenso

en la rama caída y arrastrada colonialista.

Un nombre más y uno menos

en la página siniestra de intereses imperialistas.

Lo vi imponente

arrogante

en un puerto dividido del nuestro

para dependencia y pobreza

para diezmar una geografía inmejorable.

Dividido sí

en el pasado

por los británicos.

Nortland

puerto de los orientales

en un sábado con frío en los huesos

traía nuestros soldados prisioneros.

Una lágrima quedó detenida a trescientos

metros escasos

mientras un guardia impotente me dijo:

no puedo dejarla pasar y estoy con ustedes.

Nortland

un nombre más

1051 almas con un mar de injusticia y frustración

adentro

se acercó lenta

firmemente

a un país sin razón de ser separado del nuestro

penetrado a malsalva por el otro imperio corrupto

nombre cambiable de máscaras

américa del norte.

Nortland

un nombre más en  la historia de la ignominia

en un 12 de junio precedido de otros peores

y un dolor demasiado profundo para llorarlo.

 

(Del libro Sabés cómo siento a Buenos Aires)

 

Niñito Cautivo a HIJOS

 

 

Llegará un día

niñito cautivo hoy hombre

que sobreviviste al martirio de tu madre

que te espantarás al escuchar la voz

de la que llamaste madre.

Sentirás náuseas al ver la cuna de oro robada

y los ojos del que llamaste padre.

El amor con que te concibieron te iluminará

y la verdad será tu compañera.

Llegará un día niñito cautivo

en que los relojes del mundo marcarán la misma hora

los mercenarios se arrodillarán

los torturadores tendrán sed

los desintegradores de átomos detendrán su paso

y los jerarcas multinacionales sabrán del odio de un hijo.

Llegará ese día

del cielo lloverán glicinas

tendrás sueños perfumados con tu madre

el Quijote jugará a la mancha con vos

y los cuervos que te tienen cautivo

se comeran las alas

y cavarán su propia fosa.

Ese día llegará

 

(Del libro Sabés cómo siento a Buenos Aires)

 

 cada vocablo encierra espíritus

proyecta años luz

todo lo puede

moviendo y cambiando

pasa por espacios ya revertidos

procesa causas

vivifica caracteres y alfabetos

efectos épocas países

funciones de la vida

cantares  dinámicos

es una presencia gótica inagotable

 

(Del libro Las Palabras)

 

                       el amor de las palabras

no tiene urgencias

es un lento coloquio de milenios

 

va detrás de soles infinitos

de cristales de cuarzo tamizando estrellas

las caligrafías son prismas

vuelan encima de llamas

 

(Del libro Las Palabras)

 

Hilda Guerra. Poeta de la Orquesta Nacional de Música ArgentinaJuan de Dios Filiberto” (5 años hasta el 2000 )con dirección de los mestros Osvaldo Piro, Marta Luna, Lito Valle, Oscar De Elía, Osvaldo Requena, etc. Invitada por las Orquestas de los maestros Pascual Mamone. Lucho Repetto, Jorge Dragone, etc. ensayista, cuentista y novelista, periodista, música. Recibió entre otros: Premio Casa de las Américas, Faja de honor de la Sade, Fundación Dupuytren, Mención especial de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, Magisterio del Río de la Plata. Universidad de Belgrano.

La Rosa Negra (Catálogos) novela que abarca el período 55-82. El título corresponde al operativo, toma de radios por los comandos civiles del  55. Hay desaparecidos y generaciones perdidas. Las Palabras poemas (Torres Agüero). Su primera novela En la fuente de los bailarines, está dedicada a los bailarines del Teatro Colón, que murieron trágicamente el 10-X-71. Es autora de nueve libros para chicos. Tres de los cuales recibieron premios. Coordinadora de talleres literarios, en universidades y centros culturales de todo el país, Su libro 2x4 contiene reportajes -entre otros- a Julián Plaza, Homero Expósito y Osvaldo Pugliese.

Los poemas de Mate de Tango (Corregidor) son la continuación del poemario Sabés cómo siento a Buenos Aires (Torres Agüero Editor)

Informes del Sur (Boedo) “El padre en las letras de tango”. “Sin tiza ni pizarrón” (Presentada por Horacio González y en Cuba por por el historiador del Che) –novela.