En memoria de Omar Lara

En memoria de Omar Lara

En memoria de Omar Lara

 

Nació en el pueblo de Nueva Imperial, en el sur de Chile, el 9 de junio de 1941. Fundador y principal impulsor del grupo y la revista de poesía Trilce, aparecidos en Valdivia en 1964 bajo el alero de la Universidad Austral de la misma ciudad.

 

En los años 60′ Lara también publicaría sus primeras obras, como “Argumento del día” y “Los enemigos”. Después en 1973 fue un año clave en la vida del poeta. La llegada de la dictadura le significó no sólo el exilio, si no que también la prisión.

 

En 1981, Omar Lara se instaló brevemente en Madrid, España, donde refundó la revista Trilce e inició las publicaciones de Ediciones LAR (Literatura Americana Reunida.  Pese que tuvo que irse de su país siguió fuertemente vinculado formando parte del Comité de redacción de la revista chilena en el exilio “Araucaria”. Mas tarde en su retorno a Chile lo traería a Concepción, donde residió hasta su último día. En la ciudad penquista participó de innumerables proyectos culturales.

 

Entre sus obras han sido destacadas Argumento del día (1964), Los Enemigos (1967), Serpientes (1974), El viajero imperfecto (1979), Fugar con juego (1984), Jugada Maestra (1998) y Voces de Portocaliu (2003).

 

Recibió grandes premios como, la Casa de las Américas de Cuba en 1975, el Premio Internacional Fernando Rielo (1983) por sus trabajos de traducción, la Medalla Mihai Eminescu en Rumania (2001), la Medalla presidencial Centenario de Pablo Neruda (2004) y el año 2007, el VII Premio Casa de América, de España con su libro: Papeles de Harek Ayun.

 

Y hoy 2 de julio del 2021 lo recordaremos con estos poemas tras su partida:

 

 

 

DÍA DE VERANO

Este ojo hiriente sanguinolento
es lo único real
este fruto deshecho descolgándose
presuroso
dispuesto a jugarse una última carta
cuando las sombras que su aniquilamiento
indiquen
o su sagacidad
nos lo oculten a los humanos ojos.

 

 

 

 

ASEDIO

 

Mira donde pones el ojo
cazador
lo que ahora no ves
ya nunca más existirá
lo que ahora no toques
enmohecerá
lo que ahora no sientas
te ha de herir algún día.

 

 

 

PODERÍO

 

Atravesamos muros
y vemos debajo del agua
hablamos con seres de otras edades
y adivinamos el porvenir
encontramos una aguja en un pajar
y la perdemos oh dios.

 

 

 

OBJETOS

Nos hablan de qué, de qué
naufragios provienen
desde qué dilatada orilla
fatigosa nos mientan.
Emiten sus olores, sus ruidos
peculiares.
Sombras veloces, párpados
en acecho.
Materia en tránsito.