Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

PASAJERA

De tu trozo de mundo eres dueña,

niña de agua

que tiempo dentro te anuncias.

Con retumbos y piruetas

le borras a mi talle toda forma.

Pesas mis pechos, los estrías,

me amasas como quieres las costuras

hasta que un día,

soberbia, ocupes tu silla

y me dejes hecha una tonta,

sin poder reconocerme en mi cintura.

**

FUERA DE CUENTO

Tan como sin hada,

te concedo tres deseos.

**

ALUVIÓN

Soy penetrada muchas veces simultáneas por tu voz dice lo que me quieres de par en par hendir la grieta y hacerla más y luego tus manos me entreabren sacan sus jugos para así la lengua entre los muslos les busca el alma y me ay también tu sexo tieso como tieso y duro se alimenta de la brecha de zanjarla taladra la agrandar y me ay de tanto penetrada en mil en mí

**

UMBRÍA

La noche cae suave sobre la cama,

pluma de sombras que se desliza

y despierta la marejada.

Me marea,

me marea el vaivén en que me acunas,

ligera,

balanceo de olas negras,

combas que arrulla tu voz ondulada.

Toca mi pecho tu balsa a la deriva,

toca tu boca, preferida, la mía

y me dejo llevar, lánguida de agua,

y nada importa sino este mar.

**

UBICUA

Con frecuencia me acerco a esa niña tan fuera de lugar y le acomodo el mechón de pelo que le cae sobre la frente a esa niña frágil de asombro ante unos versos que no entiende.

A veces le digo que sigo siendo ella.

**

CASTIGADA

No he usado tu cepillo de dientes

ni me he aburrido en tu tarde de domingo.

En este banquito corriente

desperdicio mi amor.

**

SOFOCO

Adolorarse

el cuerpo de estar solo

de andar hecho una mueca
exprimido por dentro
harto de llevarse puesto

y sobrarse

tan poquito de alma

tan sin sombra.

**

BIFORME

Hay miedos al aire libre,

en vértigo de correr entre los coches,

subir un puente y estirarse

a temblar la guerra que estálla abajo.

Y hay miedos de puertas adentro,

angustia que no se localiza pero angustia,

una cosa gorda y quieta bajo la cama.

No son dos sino una sola

criatura híbrida.

Sólo es cuestión de tiempo.

**

ACOMODO

En ti es donde mejor

me siento.

**

URBANITA

La lombriz se arquea

en la grava de la avenida,

como que busca.

Le lastima la sombra

y mucho más en la entraña,

escalofrío tan nocláxon noamenaza,

uno como mareo del alma expuesta.

Ahí fingimenta, se casiarrastra

cual si no le inminenciara

que su suave toda pulpa

es la más despanzurrable alarma.

El suyo es un amor muy insensato.

**

HISTORIA

Son necias las barricadas

los torreones, inútiles

si en la aldea las niñas codician al extraño

espían su arma fulminante

buscan su saeta

si se abrasan al ataque sugerido

ansían quedar de bruces

hinchada la boca

la blusa, un jirón.

Y yo

sin barricadas

sin torreones.

**

EN PARO

No te moriste.

Tomaste un descanso, como los empleados de la luz hacen huelga un día para demostrar que sin ellos nada funciona. Y convencen a todo el mundo.

Ya puedes regresar.

**

GUARIDA

El gorrión se cae.

Sordo y mudo

del nido se cae,

sin aire, desnudo.

¿A qué dios invoca,

boqueando?

**

ARTE

Al centro de la galería, una mujer de mármol, estrepitosamente bella, tan desnuda como si palpitara.

Alguien pregunta el nombre de la modelo.

Alguien más, el nombre del escultor.

**

RESIDENTE

Volver a la casa que habité

reconocer el crujido de la puerta

el desperfecto en el techo

la misma huella de mis pasos en la alfombra.
Saber lo que esconde la gaveta

(abrirla de nuevo)
tocar ese reborde en la pared.

Morada hecha a mi tamaño
a mi olfato

trazada al rastro de mis manos.


Regreso a tu cuerpo como a mi hogar.

**

BOCANADA

Arrancar el amor

como se arranca un fruto del árbol,
con la misma vehemencia

y un golpe de muñeca.

Sentir su peso

en el hueco de la mano.

Salivar su aroma

sin permiso.

Convencida de que es mío

hincarle el diente

llenarme la boca de su jugo

dejar que escurra

serpentee.

Con la boca hinchada de su pulpa
irme andando la rubia avenida.

**

ENVIÓN

El monstruo se desata
en el laberinto de mi oreja.

Corre calle abajo

(embriagado)

y avasalla.

En loca carrera trastorna,

fascina con el portento de su rabia.

Lo espera una flor incandescente.

Qué prodigio de ojos excesivos.