Palabra mayor y otros poemas de Noé Roquel

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

 Noé Teodoro Roquel Yool es originario de Chimaltenango, Guatemala. Se ha desarrollado como pintor, actor y poeta bilingüe en kaqchikel-español. Es integrante del colectivo  Ajtz’ib’  Escritores de Comalapa. Con los que comparte nuevos proyectos de arte desde el trabajo colectivo. En 2014 participa en el Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango y participó en el  Proyecto Posh en San Cristobal de las Casas.  En el 2006 integró el grupo de teatro Xamanil,  con el que presentó las obras:  “Que hay después de la libertad”,  “Semillas de Maíz” “La ronda de la ignorancia”, “Sentado en el tronco de un árbol caído”. Actualmente es integrante del Laboratorio teatral de la Universidad  Rafael Landívar, ciudad de Guatemala. Además es autor del monólogo en idioma kaqchikel y español: “Una Historia sin importancia”.

 

Selección de poemas

 Noé Roquel

 

Mi hogar

Hoy

regreso  a mi tierra

en medio del campo,

lejos del caos

de la agitada ciudad.

Regreso  a mi tierra

a perderme en  las mañanas

a escuchar el trinar de las aves

y me bañaré en el río.

Regreso

a reír con mi gente

a comer tamalitos de elote.

Mis tanates están listos,

aquí en la ciudad

solo soy  un extraño.

 

Chi  jay

Wakamin

Yitzolin  ok  chi  jay

Chukojol  ri   taq’aj,

Nëj  chi  re  ri  k’uruk’ik

Nëj  chi  re  ri  pararen  tzij  pa  Armita.

Yitzolin  ok  chi  jay

Richin   yib’esach  chi  kikojol  taq  juyu’,

K’a  ri  k’a  xkewaxaj  ri  aj  xik’

chuqa’  K’a  ri  k’a  xkib’e’atin  pa  raqën  taq  ya’.

Re  yitzolin  ok

Xkib’etze’en  ok  kik’in  ri  wachalal

xtintëj  k’a  jun  ka’i’  nujok’.

 

Re  xinb’en  yan  utzil  numololen,

Wawe’  Armita

Man  etaman  ta  nuwäch.

 

 

Mi Padre

Se acuerda padre

cuando se iba a trabajar de madrugada

a traer leña

a tapiscar

a sembrar

a raspar monte

a surquear

a deshierbar

a cortar frijol,

lo que a mí me fregaba era la pereza,

siempre me quedaba de último

Entonces corría detrás suyo

me levantaba despepitado

me tragaba la comida como podía

hacia berrinche mientras buescaba mi morral

mi machete se escondía

y mi tapiscador se reía de mi,

me enojaba porque no me esperaba

hasta entonces corría

dándome de tropezones por curiosear en las calles,

se acuerda pa’

cuando caí sentado por ir llorado

cuando un perro casi me muerde   por querer alcanzarlo,

no se me olvida  el día que una señora me regaló un tayuyo

y La otra vez cuando recogí cinco quetzales.

se acuerda  pa’

cuántas veces dejé olvidado algo

un día no lleve mecapal

otro día mi morralito para las semillas

o aquel día en que dejé nuestra comida.

Cuántas veces causé su enojo

cuántas veces me comprendió

cuántas veces prefirió reírse conmigo

cuántas veces me ayudó para resolver mis conflictos,

Se acuerda papá.

Nata’

Noqa  wa  pa  ak’u’x  ri  tat

Toq  yab’e’  wi   jukumaj  pa  samaj

pa  si’

pa  jäch

pa  awex

pa  josoj

pa  b’oloj

pa chenoj

pa  wuxuj,

Kana’  k’a  la  tz’ilolej  q’oral  la  ri’

Jantape’  xikanëj  kan  cha  wij

nutijlo’n  wanin  cha  wij

nupararen  wi’  yiyakatëj

choj  b’iq’iloj  ri’  ninb’en  chi  re  nuway

choj  yitzupupin yirakek  ninkanöj  nupeqes

numachet  nrewaj  wi  ri’

nujachob’ël  nitze’en  k’a  chu  wij,

nipe’  k’a  woyowal  ruma  man  jun  yinawoyob’ëj  ta

k’a  ri’  k’a  kisumin  yib’e’  cha  wij

ninpajk’ila’  waqën  pab’ey  ruma  yika’y  kan.

Noqa  wa  pa  ak’u’x   tat

toq  xtok’oto  qa  wachëq  ruma  yinoq’  xib’e’ cha  wij,

jun  chik  q’ij  xiroqotaj  jun  tz’i’ ruma  junanin  yinb’eneq  wi’  richin  yate’enq’i’

man  jun  ninmestaj  ta  toq  ri  jun  ixöq  xusipaj  el  jun  nuto’on

ja  wa  ri’  junb’ey  chik  toq  xinsik’  wo’o’  numaq’uq’.

Noqa  wa  pa  ak’u’x  ri  tat

jampe’  b’ey  k’o  xenmestala’  kan

jun  q’ij  nutapel

jun  chik  q’ij  waxab’el

la  jun   q’ij  toq  xinya’  kan  qaway.

Jampe’  b’ey  choj  xinyik  awoyowal

jampe’  b’ey  choj  xinakoch’

jampe’  b’ey  choj  xatze’en  wik’in

jampe’  b’ey  xakanöj  rub’eyal  chi  nuwäch,

Noqa  wa  pa  ak’u’x  ri  tat.

 

 

Aguacero

La lluvia viene majestuosamente

Óiganle la voz

viene gritando

Por eso las aves dejaron de cantar, ya se guardan,

Recojan el maíz

bajen la ropa

guarden el frijol

Cubran la leña

tapen a los pollos.

Apúrense a entrar a la casa

está cerca

ya están cayendo las primeras gotas,

Primero va a sacudir el polvo

Luego va remojar el rostro del suelo  

va a adormitar al sol

va a bailar sobre el techo de las casas  

va a jugar por las calles  

va a despertar a todas las semillas

reverdecerá a la madre tierra,

Ya viene

guárdense,

pongan en la boca de los niños un terroncito de tierra

o reciban las primeras gotas de lluvia

y que se lo tomen

para que no se les alboroten las lombrices.

Ya viene la lluvia

truena y se abre camino.

 

Q’eqal job’ 

Tijumum  petenëq  ri  jäb’

Tiwak’axaj  ri  ruch’ab’ël

nisik’in  petenëq

Ruma  ri’  xesiso’  qa  ri  taq  xik’  xeb’ekewaj  ki’,

Tik’ol’o’   ri  ixïm

tik’olo’  ri  tzyäq

tik’olo’  ri  kinäq’

chanin  kixok  ok  ri  pajay

Tikuchu’  kan  ri  si’

titz’apej  kan  ri  äk’

Xanaqaj  yan  k’o  wi  pe

xetoqa  yan  ri  raqän,

Nab’ey  xtuk’asoj  ri  poqolaj

K’a  ri’  xtumub’a’  ruwäch  ri  ulew

K’a  ri’  xtuwartisaj  ri  q’ij

K’a  ri’  xtix’ajon  pa  ruwi’  ri  jay

K’a  ri’  xtetz’an  pa  taq  b’ey

K’a  ri’  xkeruk’asoj  ri  jalajoj  ruwäch  taq  ija’tz

K’a  ri’  xtiraxir  pe  ruwäch  ri  qate’  ruwachulew,

Petenëq  chik

tiyaka’  iwi’,

Tiya’  jun  xtib’a  ulew  pa  kichi’  taq  akwala’

Wi  manëq  tik’ulu’  ri   nab’ey  taq  k’aj  ri  jäb’

Tikiqumu’  k’a  ri  taq  ak’wala’

Richin  manëq  yeyakatej  ta  pe  kikumatz,

Petenëq  ri  jäb’

re  tijumum  petenäq.

 

 

Palabras de  mi  bisabuela

Bien me lo contaba mi abuelita

con tanta insistencia

lo que a ella le decían.

 

No se sabe qué cosas van a ver ustedes

en los días venideros,  

Van a abrir las montañas

Van a  venir diferentes formas de carros

Llegarán otros conocimientos

llegarán personas de otra tierras

y con todo eso otras enfermedades

del cuerpo

y de la mente.

La gente se va a matar entre ellos  

Nuestra identidad se confundirá

Vendrán muchas dificultades

hambre

problemas

despojos,

Se robarán

la riqueza de la Tierra,

y los conocimientos antiguos

pasaran a manos de otros

que no son  nuestros hijos.

 

Aliiiiiii  yo ya me voy  

Ustedes se quedarán

les corresponde estar atentos

nuestro tiempo está pasando.

Aliiii las sagradas energías

están con ustedes  

No se asusten

no se pierdan.

 

Rutzij   rute’  wati’t

Kan  xub’ij  wi  ri  wati’t  chuwe

kan  xutej  ruq’ij  chu  wij

ri  xb’ix  kan  chi  re’  rija’.

 

Re  xa  achikela  je’  xtitzet  apo

ri  chuwaq  ri  kab’ij,

Xa  xkech’aratëj  k’a  ri  juyu’

Xa  xketoqa  k’a  el  jalajoj  ruwäch  taq  ch’i’ch

Xa  xketoqa  k’a  el  jalajoj  taq  na’oj

xkepe’  k’a  jalajoj  kiwäch  winaqi’

k’a  ri’  xkek’iyir  pe  kiwäch  ri  yab’il  je’

pa  qach’akul

chuqa’  pa  qajolom.

Xa  xtikikamisaj  ki’  ri  winaqi’

Re  xaxtijalwachitëj   qawäch

Xa  xkepe  k’a  k’ayewal  je’

wayjal

poqonal

meb’a’il,

Xa  xtuk’wex  k’a

rub’eyomal  qate’  ruwach’ulew,

Xa  juley  chik  xkeb’anon  pe  ri  qana’oj

nik’o  k’a  apo  pa  kiq’a’

ri  man  eqajk’wal  ta.

 

Aliiiiiii  yin  re’  xa  yib’e  yan

Rix  k’a  xkixk’oje  kan

kan  tik’ase’   ina’oj

ri  ramaj  qichin  xa  nik’o  yan.

Aliiii malta  iq’ij,  malta  isanto

ri  uchuq’ab’il  je’ yek’oje  kan  iwik’in

Mani  k’a  nixuluxu’  ik’u’x

mani  k’a  yixsach.

 

 

En la acera

Él jugueteaba en la acera

a un lado de la venta

del cuarto de su abuela,

su carita manchada

de tierra húmeda

no pintaba el prejuicio de la gente

ni la preocupación del qué comer

Él solo Jugaba a ser un súper héroe

Se ponía un pedazo de tela en la espalda

para elevar su vuelo

También era chofer

y manejaba poderosamente

un pedazo de plástico azul,

y si quería un camión

entonces debía ser una caja de cartón

en aquel momento

el arriate se transformaba

las piedras cobraban vida

y se convertían en montañas verdes y azules

su boquita reproducía sonidos

de una  ambulancia

de un  contenedor

o el sonido de la camioneta

que lo despertaba por las mañanas.

Al final del día

una bolsa amarilla

es un barrilete

que después de muchos minutos

los dos se dormían,

Uno en el cielo

cuidado por el viento

Y el otro en la acera

cuidado por el duende.

 

Pa  ruchi’  b’ey

Ti   ala’   netzan  wi   pa  ruchi’  b’ey

chi  ruxkin  ri  okb’el  säq

richin  rachoch  rat’i’t,

Ti   tz’il   wi   ti  rupalëj

Ruma  ch’ab’äq   

Man   yerilij  ta  ri   winäq  ri  choj  chi  yech’o’n

Man   nuch’ob’  ta  achike  xtutëj  wakamin

 

rija’  Choj  chi  netz’an  achi’el  ta  jun  nimalëj  winäq

 

nukuch  ti  rij  che  jun  su’t

richin  ka  nixik’an

 

pajala’   nupo’  ri’   jun  k’amach’ich’

nimalëj   k’a  nuna’   chi  re

ri  ruk’wan  jun  ti  peraj   t’im  xar  rub’onil,

wi  nirajo’  jun  nïm   ruch’ich’

nb’eruk’ama   pe  jun  teb’ewuj  ti  rukax

 

chupam   k’a  ri   jun  ramaj   ri’

ruchi’  b’ey   nujalwachij  ri’

ri  ab’äj  yesilom  pe  

nikipo  pe  ki’  räx,   xar  taq  juyu’

 

ti  ruchi’  niq’ajam  pe

nub’en   ruchab’äl  jun  erab’äl  yawa’  

ruchab’äl  jun  mirejqanel  nïm  ch’ich’

chuqa’  ruchab’äl   jun  ereb’äl   winäq   

ja  ri’  nuk’asoj   jukumaj   nimaq’a’.

Ja  k’a  ri  tiq’aq’ij  qa

Jun  ti  q’än  b’or

nupo’  ri’  jun  xik’  wuj

toq  nik’o  k’a  jun  ka’i’   ramaj  

yewir  chi  eka’i’,  

jun  chi  kaj  

ja  ri  kaq’ïq’  ni  chajin  

pa  ruchi’  k’a   ri  b’ey  ri  jun  chik   

ja  ri  tz’ula’   nichajin.

 

Han volado los años

Viajé  muchos años atrás

No necesité de mucho esfuerzo

Se fueron ordenando poco a poco

los momentos que vivimos

y los lugares que caminamos de la mano.

 

Están grabadas en mi mente

las veces que le peinaba su cabellera

y las que me pedías buscar sus cabellos blancos

Mientras usted hacía su tejido   

mientras desvainaba los frijoles   

o desgranaba el sagrado maíz,

pero cuando menos lo esperaba

le robaba algunos besos,

A ratos jugaba con el lunar en su cuello

y todavía tengo su aroma de madre,

Muchas veces me quedaba dormido

en sus rodillas

Debajo de su tejido.

 

Juntos fuimos al monte

a cortar hierbas

a cosechar el frijol

y a llevarle la comida a papá.

 

Me vienen las imagenes

de cuando me lavaba el pelo

me bañaba en el temascal

y cuando con amor me cambiaba la ropa,

sin olvidar las corridas por la casa

para darme un par de varejoneadas

Por alguna travesura.

 

Mamá

me rebota al corazón    

Las lágrimas derramadas por mí  

pero me alientan

las sonrisas que disfrutamos juntos.

 

Xexik’an  el  ri  taq  juna’

Pa  juna’  xitzolin  chu  wij

Re’  man  jampe’  ta  samaj   xrajo’

Eqal  eqal  xkinuk’  pe  ki’

ri  ramaj  je’  ri  xqak’owisaj  junan

chuqa’  ri  b’ey  xqab’en   pe  awik’in.

 

k’es  pa  nuwi’

toq  ninjik  ri  nïm  rusumal  awi’

chuqa’  taq  nak’utuj  k’a  chuwe  ninkanuj  ri  säq  rusumal  awi’

Rokik  rat  nat’iq  ri  akem

Napoch’  ri  akinaq’

Nab’iq  ri  ajäl,

Pa  ja  la’  k’a

ninweleq’aj   jun  ka’I’  achi’,

Yinetzan  k’a  rik’in  ri  jun  axu’uy  k’o  pa  aqul

k’o  b’ey  nipe’  chuwe’  ajub’ulem  nte’,

K’iy  b’ey  xiwïr  qa

chi  ach’ek

chi  ruxe’  ri  akem.

 

Junan  xojb’eyaj  wi’   je’  pa  juyu’

Xojb’e’  pa  wuxuj  ichaj

xb’eqak’ama’  jub’a’   qakinaq’

xqak’waj  wi’  ruway  ri  nata’.

 

Pa  ja  la’   xk’irik’o’  pa  nuk’u’x

Toq  namu’   nuwi’

toq  xach’ej  wij  pa  tuj

chuqa’   taq  xajël  nutyaq  rik’in  ajowab’äl,

man  ninmestaj  ta ri  toq  yinawoqotaj  chuwa  jay

Richin  yinach’ey  ruma  xinb’en  jun  nucha’oj.

 

Nte’

Pa  ja  la’  ntinito  qa  pa  nuk’u’x

Ri  awoq’ej  je’  woma’

chuqa’  yikikot   qa  toq  ninnataj

chi  xojtze’en  junan.

 

 

Tiempos

(conflicto armado)

De todo lo sucedido

hay muchos testigos.

 

Los árboles

vieron a la gente partir a toda prisa

Las casas

que se quedaron llorando vacías

La piedra de moler

a la mitad de la cocina.

 

Todo los animales se quedaron

olvidados en su corral  

resagados en sus galeras

perdidos por los caminos

abandonados en los terrenos.

 

La mazorca se picó en la troja

El frijol se pudrió en los costales   

En los patios se quedaron tendidas las ropas    

lentamente se fue apagando el fuego  

ya no había quien por su cuidado.

 

Los juguetes de los niños

quedaron esparcidos por los caminos

al igual que los zapatitos

y sus gorritos de lana.

 

Lo ríos se mancharon de sangre

los terrenos baldíos

esconderon los cuerpos sin vida

de nuestra gente.

 

Más en el vientre de los bosques

algunas familias

hablaron con la Madre Teirra

pidiendole refugio en su corazón.

 

Hay gente que cuenta

que a los lejos escuchaban

a las  aves

a las taltuzas

a las gallinas

a los cerditos

a los perros

también

a los muchachos

a las patojas

a los niños

a las abuelas

a los padres

todos

cantando vida

en el profundo

corazón del bosque.

 

Q’ijul  kan

Re  K’o  ek’o  xetz’eton

ri  ronojel  xb’anatëj.

 

taq  che’

xekitz’et  ri  winaqi’  kitijlon  kanin  toq  xeb’e’

taq  jay

xe’oq’  kan  toq  xejam’e’  kan

taq  ka’

xepok’e’  kan  chupam  ri  rute’  q’aq’.

 

Xemalïx   kan  konojel  ri  awëj  je’

pa  taq  kikoral

pa  taq  kika’aj

chi  ruchi’  taq  b’ey

pa  taq  ulew.

 

chikopir  k’a  ri  jäl  chupam  ri  Ruk’u’x  jay

xeq’ey  k’a  ri  kinaq’  pa  taq  kostal

xek’oje’  kan  ri  tzyäq  chi  rij  ri  colo’  chuwa  taq  jay

eqal  eqal  xechup   qa  ki’  ri  q’aq’

man  k’o  ta  chik  winäq  achike  yechajij.

 

xepok’e  kan  pa  taq  b’ey

taq  ketzab’äl  ri  ak’wala’

taq  kixajab’

chuqa’  taq  kitzatz.

 

ri  kik’  xuyuj  ri  chupam   ri  raqän  taq  ya’

taq  juyu’

xkewaj  kich’akul  ri  qawinaq

ri  xekamisëx.

 

Po  chuqa’  k’o  jalajoj  ach’alalri’il

xeb’e’   chi  rupam  ri nimaläj  taq  juyu’

xech’on  rik’in  Qate’  ruwach’ulew

richin  ruk’u’x   xkekito  ta.

 

k’o  winaqi’  nkitzijoj

chi  xkak’axaj  chupam  taq  k’echelaj

ri  taq  ajxik’

ri  taq  b’ay

ri  taq  äk’

ri  taq  aq

ri  taq  tz’i’

chuqa’

ri  taq  alab’oni’

ri  taq  xtani’

ri  taq  akwala’

ja  ri  nima winäq

ja  ri  nan,  ri  tat

konojel

nikib’ixaj  wi  k’aslemal

chupam  runimaläj  ruk’u’x

taq  juyu’.

 

 

Que será del mañana

Tengo el corazón colgando

No puedo deducir

que es lo que estás pensando

tampoco lo que decidirás

 

Miro con firmeza

los minutos que pasan

y solo pienso

¡quiero  estar con vos!

 

necesito envolver nuestro amor

abrazar tu corazón

besar tus ojos  

y después mirarme en ellos.

 

Tengo el corazón  colgando

me enloquece interpretar

tu silencio nocturno

y que será de nosotros al salir el sol,

 

¿Que desordenás en tu mente?

¿Qué misterios guardás en tu corazón?

 

siento que mi alma

se arrancara de mi cuerpo  

cada que recuerdo tu sonrisa

cada que pienso en tus hoyuelos,

 

mi corazón asustado

ahora es intocable

porque sigo sin descifrar

tus miradas perdidas

en las noches de luna llena.

 

Chuwa’q  kab’ij

tzeqël  nuk’u’x  choj  k’a  ruxib’in  ri’

Man  wetaman  ta

achike  nach’ob’

achike  xtanojij,

Choj  kow  nintzu’

taq  ch’utiramaj  ri  ye’ik’o’

k’o  ta   ninwajo’

¡yink’o  awik’in!

 

Ninrayb’ëj  ninb’ir  ta  ützil  qajowab’äl

ninq’etëj  ta  ak’u’x

nintz’ub’aj  ta  runaq’  awäch

k’a  ri’  xtintzu’  ta  wi’  chi  kipam.

 

Choj  ruxib’in  ri’ nuk’u’x

yiruch’ujurisaj  ri  man  wetaman  ta

ri  nach’ob’  pa  taq  toq’a’

chuqa’  ri  achike  niqab’en  chuwaq  kab’ij,

 

¿Achike  k’a  man  anuk’un  ta  pa  awi’?

¿Achike  k’o  pa  ak’u’x?

 

Ninna’  chi  nik’uqutëj  el

ri  ti  wanima

toq  nipe’  atze’en  pa  nuk’u’x  

Toq  ninnataj  achi’, ayo’t,

 

ri  wanima  ruxib’in  ri’

Kan  choj  puj  rub’anon

Ruma  k’a   man  wetaman  ta

achike  nawajo’

toq  natzu’  ri  kaj pa taq  toq’a’

toq  setel  ri  nan  Ik’.

 

 

Palabra mayor

Palabras regaladas por mi abuela mientras desgranábamos la mazorca en el corredor de la casa

Escuchá mijo

guardá con amor

esto que te voy a decir

la vida no es solo jugar.

Hablá con las montañas

y después ya podés jugar en ellas

pedile permiso a los guardianes

y no lastimés a los árboles

 

Aprendé a cuidar el agua

no lo asustés con tus escándalos en su cuerpo

Auxiliá a los animales lastimados

y alimentá el sagrado fuego

 

Debes ser agradecido con tus herramientas

ellos también te ayudan

cada vez que empecés a trabajar

alegráte, cantá y  celebrá la vida

 

Recogé hasta el último grano del sagrado maíz

ayudá a tus abuelos y a tus padres

ellos te enseñaron a caminar

y a hablar con las energías

 

La Madre Tierra

abraza a todos por igual

Saluda a la gente en la calle

y nunca olvidés tus raíces.

 

Pixab’

Rusipanik  ri  wati’t  toq  yojb’iqon  wi’   jäl  chuwa  jay

Tawaxaj  wal

tayaka’   rik’in  ajowab’äl

ja  re’  ninb’ij  kan  chawe’

chupam  ri  k’aslem  man  xa  xe  ta  yatetz’an.

 

kach’o’n  rik’in  ri  juyu’

k’a  ri’  yatetz’an  chi  rupam

tak’utuj  q’ij  chi  ke  rajawal  taq  juyu’

tachajij  k’a  ri  taq  che’

 

mani  choj  naxb’ij  la  loq’olej  ya’

tawilij  ruq’a’  raqën

ke’awaq’omaj  taq  chikopi’

tatzuqu’  ri  loq’olëj  q’aq’

 

mani  napok’ob’a  kan  la  asamajib’äl  je’

rije’  yatikito’

toq  xtasok  qa  ri  asamaj

kakikot,  kab’ixan,  tanimaq’ijuj  ri  k’aslem

 

ja’el  tamolo’  ruchi’  ri  loq’olëj  ixïm

kato’on  kik’in  awati’t  amama’  kik’in  ate’  atata’

rije’  xatkito’  richin  xab’yin  el

xkik’ut  rub’eyal  ri  yach’on  rik’in  ri  loq’olëj  taq  uchuq’ab’il

 

Qate’  ruwach’ulew

xa  chqi  jun  yojruq’etëj

ke’aq’ejela’  ri   winaqi’  pa  b’ey

mani  k’a  namestaj   axe’el.

 

 

Memoria

Aliiiiiiii

Poco  a poco el vientre de los bosques son saqueados  

la cima de las montañas son abandonadas por las nubes  

porque las han dejado rapadas

se nota cada día más la desnudez del suelo

Por eso se puede ver claramente de bosque a bosque 

 

las montañas son víctimas  de  explosiones 

Y cuando han saqueado todo

solo quedan las cicatrices

por eso las codornices

las palomas de campo  

las ardillas

las pericas

los halcones 

han migrado  a otra parte

 

Las madrigueras de los coyotes quedaron al desnudo 

Los jaguares ya no juegan a las escondidas

Porque ya no hay venados que cazar 

en lugar de flores  hay suelos secos

 

Recuerdo que antes

muy cerca íbamos a traer chicuyes, trozos viejos y leña

y para pasar del  otro lado del rio B’ixqaya’ 

sentía la fuerza del agua

llevando mi corazón 

 

ahora

los ríos se han evaporado  

y los labios del sol se queman de sed

 

Aliiii

Ahora da tristeza ver la tristeza de mi tierra.

 

Nataxik  b’anob’äl

Aliiiiii

Eqal   eqal   xek’ol  el  kipan  taq  k’ichelaj

Xk’an  el  pa  kiwi’  taq  juyu’

Xesokëx  el  rusumal  ki  wi’

Xech’ane’  kan  ruwëch  taq  ulew

 

Ruma   ri’  choj  yatzu’n  chik  apo  la  juk’an  apo  siwan

 

Xsokotëj  el  ruch’akul  ri  nimaläj  taq  juyu’ 

K’a  ri’  toq  xkik’waj  k’a  el  ronojel

xa  xe  k’a  ri  retal  nik’oje’  kan

ruma  ri  taq  saqkorowach

ri  taq  k’urij  k’un

ri  taq  kuk

ri  taq  k’el

taq  oyöl  job’

ri  kot

xe  ekuxkanij  ki’  juk’an  chik

 

Man  jun  chik  yeqawak’axaj  ta  ri  utiwa’

Xetz’iritz’o  el  ri  taq  ixb’alam

ruma  xek’is  el  ri   mazat

Xek’is  el  k’iy  ruwäch  Kotz’i’j

 

noqa’  pa  nuk’u’x

Xa  chiri’  ok  el  neqak’ama’   wi  jun  ka’i’  taq  qach’iku’y Jun  ka’i’  taq  q’uma’r  qasi’

Toq  yojiko’  apo  la  pa  B’ixqaya’  qa

Naxib’ij  wi’   awi’  chuwäch  ri  raqän  ya’

 

Wakami’

Xe’etzire’  k'a  kan  ri  kaj

janila  k’a  chaqi’j  ruchi’  ri  tat  q’ij

 

Aliiii

wakamin  choj  ka  yab’ison  ri  rub’anön  Qate’  ruwach’ulew.

Numero actual

portadaCafé