Por Paul Carrillo Collazo

 

Me sentí viejo a partir del tercer paso

 

Ya entonces

los caminos eran jardines raquíticos.

Ninguna viuda de nube

se apoderaba de mí.

Última cárcel

del parpadeo

la primera noticia

sobre la muerte.

 

Lujuriosa jauría de indecisiones

eran los días.

Cómo era posible al cuarto paso

que yo ya supiera que pensar

es tropezarse.

Que el perfume de la vida

es una mariposa quemada.

Yo soñaba con despilfarrarme el nombre

y nunca dejar de creer

que somos menos raíz

que rama.

Aquella mañana de mi vida en que la risa

era un relámpago

en peligro de extinción.

 

A tu pecho izquierdo y sus alrededores

 

Tienes toda la belleza antiamiga mía de un volcán en bancarrota

me como una estampida por tu culpa

galaxia salvadora de ninguna rosa.

Guatemala de tus ojos ésta víspera de hambruna

esta limosna de sueño.

Quebrada la amante a punto de vivir que me acompaña.

Tus ojos me caminan

llevas un bosque de luces en la espalda

una guitarra montañosa es tu garganta.

Me tragas traviesa

me bebes como a la sangre de un jesucristo enamorado.

 

Despilfarrándome

me despilfarras

para hacerte en mí terremoto y derrumbe.

Terremoto y derrumbe de esta ciudad de espejos

en la que no me encuentro.

Y no se me ocurre otro cosa que decirte

tan solo quiero matarte y que me mates

que me llenes el cuerpo de rabia enflorecida.

 

Antiamiga mía

un siglo se desliza entre tus pechos.

Apártate en mí satanasa

luxemburga de mi corazón.

Dame más besos petrificados para lanzar al río

para volver poemas.

]¥£¢%#& 

signa mía

significante mía.

Traducción de mis penas

achedosó de mis tormentos.

Quédate aquí mozambique a media tarde

tumbada sobre mí como la luz de un sol arrepentido.

 

Decágalo

  • Todo norte es sur y viceversa.
  • Posmodernidad: Vómito glamoroso.
  • La cordura es una cuerda (ya saben para que)
  • Rodar por las escaleras es otra forma de bajar las escaleras.
  • A veces vemos un espejo cuando nos vemos al espejo.
  • Hay accidentes que salvan.
  • Cada persona es un zoológico.
  • También las ruinas se habitan.
  • El tiempo es una bomba de tiempo.
  • Nueve ocho siete seis cinco cuatro tres dos uno.

 

Paul Carrillo Collazo (Guadalajara. 1991)