En donde descansan los ángeles murieron otros hombres

Por Diego Espíritu 

 

¡Cómo vais a bajar las gradas del alfabeto

hasta la letra en que nació la pena!

César Vallejo

El día en que la península alzó el mástil

quedaron inmóviles los pies en el lodo

por el mismo dolor de los dioses

no eran pocos los gritos

que inflamaban las llanuras

 

Cristo caminó sobre aguas rojas

sus túnicas manchadas

 

la frente con espinas

no dejó de rasguñar la pared del hueso

 

cayeron uno a uno los fantasmas desde el cadalso

sin peso alguno que los sostuviera

porque la muerte es eso que el cuerpo suelta

cuando el cansancio no espera

el infierno póstumo

 

de ellos eran las cosas animadas

de los otros lo restante

que no tiene nombre

 

como si pudieran decidir de qué lado

habría de estar el mundo

en la distancia se podía ver la frontera

donde la piedra dejó de sostener

                                           la estaca alienígena

 

porque en dónde alzaron su castillo

las carabelas arribaron con fuegos blancos y azules

 

porque donde la cruz roja se clavó para siempre

                                                             ya había otro lenguaje

 

porque en dónde descansan los ángeles murieron otros hombres.

 

 

Diego Espíritu. Estudió la carrera de Filosofía en la UNAM. Colabora con el Periódico de Poesía de la UNAM en la mesa de Reseñas y es parte del consejo editorial de Enter Magazine. Ha escrito para revistas como Código, VICE, Letrasexplícitas, Generación, El Fanzine, Cañamo y Crash; poemas suyos han sido publicados en Aeroletras, Revista El Humo, Errr, Revista TN, Gus Ultramar, entre otras.Obtuvo una mención Honorífica en el VI Coloquio de Letras Hispánicas “Javier Heraud- Rosario Castellanos” 2015 y en el #4 de la revista peruana MAESTRA VIDA fue publicado en una muestra de poesía joven mexicana. Tiene un blog “Perseguidor de Cadáveres” donde publica lo que escribe https://diegoespiritu.wordpress.com/

 

Numero actual

PORTADA BM 136 137