Por Bruno Darío

 

Durante el reflejo   la imagen continúa

Debajo de la cama

duerme otra cama

La casa se mantiene de puntitas

pues los obreros

               escultores de ruido

tejieron el cemento con los ojos

Se sacuden las campanas solas

en el ocaso de mí mismo.

                                                          

 

 

*

 

-En algún futuro-

labré mi sombra en pétalos

La herida tan profunda

que en una gota de agua se disuelve

El motor de la ciudad enmudece

ante el pisar de las hojas viejas

                                   casas secas

Mis manos      como telescopios

apuntando hacia la costura de sólo una estrella.

                                                                                   De El opuesto de la flor

 

 

*

Cuando el propio espejo nos rechaza

con un gesto líquido que no termina

vestimos mil disfraces que ocultan

la fiesta desnuda que somos.

                                                                               De Baile en la vidriería ‘’los sueños rotos’’