Carmen Nozal

 

(A la memoria de mi tío César,

quien sigue hasta el día de hoy en una fosa común)


Quién sino las moscas

podrían enseñarnos el camino.

Ahí están, dicen las moscas

en medio de su danza prehispánica.

Ahí están, ellas lo saben:

son los testigos de las atrocidades.

Homenic Fuentes

 

Mas allá del smog

entre la luz del semáforo que parpadea sangre

                                        y destila hambre de un tiempo inexistente

En la respiración de los full inyection

en el trajín de los intestinos infestos de carbohidratos

en el sonsonete de un mundo metalizado e hiriente

donde los cables y el satélite

son más que el mar y el guajolote.

sobre la mirra el ajenjo y los muros de miedo

bajo las líneas del metro cementerio de egos

 

Silvia Tomasa Rivera

 

Hasta que tu muerte espolvoree sus polvos negros

sobre la tierra infértil del olvido.

Hasta que no quede ni un átomo de mí

que sufra la condena.

Cuando el golpe es certero hay que caerse

lamer la tierra, juntar los vidrios para que un día

se vuelva a reflejar la luna

en la noche extraviada.

 

Ricardo Castillo

 

sí, yo era el más obediente de todos,

un hijo más que se había sorbido toda la sopa

que indica que el meollo de la onda está en subir

            una escalera,

y la verdad que me sabía delicioso y fácil

saber que una suma tiene sus secretos,

que una división sus restas,

era yo feliz acumulando en mi fiel memoria todas

            las operaciones

Numero actual

portadaCafé