Diego L. García

 

el hilo de la ciencia no puede

soportar el peso de las imágenes saturadas

la nieve del invierno / el blanco paisaje

nada hay posible más que lo dado / el agua

servida a quien no tiene sed / el hilo que cede

y deja caer la máquina que nombra

una realidad en serie / copia de sí misma / ahuecada

por las termitas de lo inconsciente

la máquina estalla contra el suelo / sus partes

 

Federico Spoliansky

 

En verano tomo sol, respiro SSSSSSSSS, respiro sssssssss; no es verdad que tomo sol, me guardo bajo un alero, bostezo sin taparme o intentar cerrar la boca. Cuando respiro bostezo, bosteza todo el cuerpo.

 

Qué sol, qué superficie puede albergar al corazón de un alcaucil. Atrapado en un remolino de aceite, como si disfrutara chupado, como si le hubieran dicho que Aceite, Disney y el Chavo son del mismo palo, el alcaucil muere, no de un síncope. 

 

Gloria Gómez Guzmán

 

Probablemente (el poema es un espejo) inútil

I


busqué un espejo para encontrar allí mi rostro

arrastré mi personaje en calles invadidas por mohosos edificios

entre dos larguísimas paredes que arrojaban certidumbres en quiebra

busqué un espejo y di con dios

con mi padre pescando en altamar

con el odio magnífico de los adolescentes

con tus ojos que a nadie importa si perdieron fuerza

 

Gabriel Mosches

 

Hay sufrimiento. Hay necesidad en estas calles donde el afecto se ve reducido a una necesidad económica. Los hombres tienen la opción entre ser sicarios o putas y las mujeres no tienen mucha opción.

Estoy atrapado en un mundo donde los productos alimenticios tienen químicos y azucares que envenenan poco a poco, creando una muerte lenta y progresiva. Los medicamentos que te ofrece la salud pública te provocan otros males, provocando una muerte lenta y dolorosa.  Muerte en espiral, me  fastidia esa manera de querer destruirnos. ¿Por qué habrá tan ignorancia? ¿Es que no se dan cuenta? 

 

Alfredo Fressia

 

POETA EN EL EDÉN

 

No, Señor,

nunca huiré del Paraíso, tengo en mí

la leche eterna de los padres y los hijos,

y escribo poemas para la nostalgia.

No, Señor,

nunca seguiré el rumbo imprudente

de los cuatro ríos, el que impele a los nautas

Víctor Hugo Díaz

 

JUGAR CON PIEDRAS

 

El ridículo o el ruido de una piedra hacen mirar

girar la cabeza siguiendo el movimiento

a velocidad de batalla

 

bisagras vertebrales oxidadas

de mala calidad

y las partes del cuerpo más valiosas

Daniela Eugenia

 

Simples desapariciones

 

Esa imagen tuya

que me envuelve cada noche

me lleva a soñar

con  galaxias lejanas

ahí soy estrella fugaz

muriendo en el horizonte marino

 

Bernardo Ruiz

 

Es la madrugada,

camino en medio de las horas

entre la niebla

y las luces que compiten:

flores secas

las farolas dispersas;

breves bengalas,

las estrellas de la hora.

 

Laura Medina Ham

 

Babel

 

Perdí la palabra

después de Babel

los sonidos fluyen sin sentido

se estrellan, me desconozco.

 

Rota y solitaria

la voz sin cordura

inunda la muerte

Arturo Ordorika

 

Libre unión libre

 

Una de esas bocas nacidas para mí

      vino a visitarme hoy

y nos djimos muchos besos     tantas cosas

en la cueva imaginaria

      iniciamos la historia de un planeta

padre y madre conscientes de la soledad

      supimos que era mejor no engendrar