Despertamos con el cese de un caudillo/ Un erudito que conjugaba letras y pensamientos./ Decenas de recuerdos encabezaron aquel día/ Mientras cielo,  tierra y universo disputan su estadía./ Su pareja cósmica no bromeaba; pues en su corazón cabía/ La empatía, bondad, humildad y sencillez de un semidiós.

DanielLopezAguilar (2).jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La tristeza del tigre se vuelve arcilla del campo. Y las ciudades florecen porque las flores alcanzan pronto la edad del muerto y no debería de ser, pero a veces, también, alguna fauna previene aquella oscura tormenta: salen de su letargo orquídeas, fantasmas, anémonas impresionantes, débiles girasoles que han calcinado el sol entre sus hojas.

GustavoAlatorreEpístolas.jpg

 

Traigo noticias desde la oscuridad remota/ La parte inexplorada del universo/ La consciencia/ Fundida entre los presagios de los antecesores/ Transmitida como el aliento de la existencia/ Nos muestra partes de un futuro roto/ Encontramos fragmentos en el piso que no encajan en ningún lado/ La mirada del saber parece nublada.

AlaAranda.jpg

 

Por Mercedes Alavarado

En aquel departamento de la calle de Tonalá —por donde sale el sol— había un balcón angostísimo y largo en el que me ingenié para colgar una hamaca color crudo, de algodón, que había que lavar cada semana. Tenía también una silla-hamaca colgada en pasillo, convenientemente cerca de una mesa para poner el café y el libro en turno. Tenía —y esta visión es quizá la que más extraño- una frase escrita en mi puño y letra, en burdo plumón, junto a la puerta de salida: Soy la fecha que el mar todavía no ha escrito.

¿Tienes hambre? preguntabas/como si el pulpo de tu mirada no terminara por saber/ de la noche parda porque  parduzcos nos hemos vuelto a socorrer/ para los nuevos dientes de la camarera/ Ellos han vuelto y de nuevo les dices que sí/ que eres la verdadera reina de las confidencias/ la que salta desde la cornisa sin el rencor cintilando látigos/ porque los días de granizo no hay descanso para las mordidas/ e insistes en que soy un poco rincón luminiscente augurio/ hecho de pequeños cerdos que siempre has soñado en tu costado/ debajo de tu cama en tus relicarios multicolor/ debajo de las veladoras y las agujas de emociones exactas

Adán Echeverría.jpg

Numero actual

PORTADA BM 141142 .jpg