Hortensia Carrasco

 

Una parvada de mirlos alborota mi entrepierna

te arrancas un ojo y lo haces recorrer mi cuerpo

Vamos hacia el campo y llevas en una mano la mía y en la otra ese ojo

Siento una mirada debajo de mi falda y simulo vergüenza

Porque sé que descubrirás el agua tibia que te espera.

Este es un gran juego.

 

Me pedirás que mire el crepúsculo desnuda y de bruces

Y te pondrás a dibujar sobre nalgas la furia del mar

Numero actual

34259052_10156211982973758_1466624657481269248_n.png