Poemas de Silvia Siller

 

 

Poemas de Silvia Siller

 

  1. Rojo

Rojo granada, avatar de sangre que mancha y deja huellas plasmadas de paraíso, rojo evidencia de crimen, laboratorio de catarinas que viajan por las venas diabólicamente acariciadas.

Rojo frambuesa, rojo glóbulos que palpan el pulso del sendero entre miradas que comparten la línea recta del origen del mundo.

Rojo parteaguas, semilla del durazno que da la bienvenida a la sangre, al néctar de tus ganas involuntariamente desparramadas, en mi hallazgo.

 

  

  1. Granada ebria del Edén

Caricia de yemas sobre fruta rosada, uñas intrusas desvenan tus enredos por la savia de los granates.  Quedan mis manos todas pinceladas de tinta carmín. Lamemos el jugo de dioses, huele a claveles que mal entendieron al árbol de la vida y dejaron sus pétalos caer. Granada ebria, granada mística, nos embadurnamos de tu elixir rojo, tinta indeleble que no nos deja mentir en la apertura de los labios del mundo.

 

De ¨La granada ebria¨ Editorial La Chifurnia, El Salvador 2019.

 

 

Amputación

 

Amputar lenguas para no perturbar la neutralidad del otoño. Rebanar dedos para no escribir el crujido de hojas quebradizas que serán añicos, para no desentrañar más las luces del crepúsculo que parieron escombros que arden en el hielo.

 

El búho

 

El búho llama
asomo mi cabeza a la ventana,
juego a la desgarradura
de cobardía
con una pizca de sal
y una pimienta gorda
todo sigue hirviendo en el ajo
de la espada

 


Ejercicio de manuscrito automático

 

Apareció el grito de la noche
dijo que ya todo está escrito
Y los colibríes siguen buscando los colores
mientras en tu sien reposa la biblioteca de Alejandría.

 

Si, es la resaca del tiempo la que me cobija,
y aparecen alaridos
vociferan que ya todo está escrito
y que Dios se aburre,

 

que los poetas se atoraron en los trueques de palabras,
que se desmoronaron los minerales de los filtros de los ríos,
donde mueren los peces.

 

Cada arroyo tiene su lenguaje de campana,
cada hierba insectos que buscan en la grama

cómo distinguir las catarinas.

Ya los labios del humus de la tierra

succionan los desechos

Ya alimentamos podredumbre
y dimos de comer hierro y hiel
a la ternura de los venados.

 

 

Hoy

 

Se abren las letras cual ventanas

que dan a un terreno baldío,

al barranco de siempre

donde reina la intemperie.

 

 

Silvia Siller Poeta mexicana, consultora en filantropía y América Latina. Trabaja en el Instituto de Estudios de México en Lehman College. Finalista del concurso Entreversos (2017) de Venezuela con su poemario Los cuatro brazos de Shiva publicado recientemente por Nueva York Poetry Press. Tiene seis poemarios, dos inéditos y ha sido publicada en varias antologías. Sus poemarios han sido reconocidos en el International Latino Book Award 2015 y 2016. Recibió el premio G. Mistral, J. Burgos y F. Kahlo otorgado por el grupo Galo Plaza en Nueva York por su contribución a la cultura latinoamericana en Nueva York en el 2015.Tiene maestría en Relaciones Internacionales de Columbia University y un diplomado en Literatura Contemporánea de América Latina. También participó del seminario de Escritura de CUNY con Carmen Boullosa y Mayra Santos. Ha producido teatro- flamenco con poesía. Su poesía acompañó la exposición Man(o)rar de Luciana Corres en el Museo Franz Mayer  (2018) y en el Museo Textil de Oaxaca (2017). Partícipe de festivales internacionales: Nicaragua, FIL Guadalajara, Colombia, Chile, New York, España, El Salvador y Costa Rica.

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg