Poemas de Gary Daher

 

 

 

Cuatro poemas de Gary Daher

 

 

Carta al Padre

 

En la casa

los objetos huelen a excremento

de este modo

quién querrá quedarse.

 

Y si uno persistiera24.09.2019 Gary Daher Foto de Mirella Caldarone

vería con gran incomodidad

que los muebles están fuera de lugar

deshechos y pesados

las ventanas tapiadas

y la misma puerta desvencijada

impeliendo a salir en vez de entrar

pues la casa es un lugar de naufragio.

 

De ahí los grandes esfuerzos que se hacen

por quedarse a velar dentro de la casa

impertérrito

mientras las aves vuelan en el cielo

la hierba crece en el vergel

y la lluvia no deja de regar con su aliento de agua.

 

Por eso te escribo

para revelarte que poco a poco

voy limpiando de inmundicia

nuestra casa

a ver si así un día

-pienso también en el jardín

y en las semillas que sembraste-

habrá de estar dispuesta

engalanada y primorosa

con su alfombra persa

y su alcoba depurada

donde el incienso arda hermoso

y las rosas se abran rojas

esperando tu regreso iluminado –lo sé bien-

por la bella disposición

que irán a tomar todas nuestras cosas.

 

“Viaje de Narciso”. Piedra Sagrada. Madrid: Editorial Vitrubio, 2018. 

 

 

 

Diecinueve

 

1

Si penetra el silencio todo se abre.

 

 

2

La imaginación es el ojo del alma, cíclope o titán muy escaso.

 

 

3

Nada hay más profundo que el silencio; ninguna puerta más hermosa que el vacío.

 

 

4

Muy pocos entienden el silencio.

 

“El camino del fuego” de “La Senda de Samai”. Piedra Sagrada. Madrid Editorial Vitrubio, 2018. 81. Impreso.

 

 

Cartas quemadas

 

Las has guardado tanto tiempo

que solo huelen a escándalo

una tras una nos hablan de otros días

de deseos inimaginables y lejanos

y de uvas

y de vinos escanciados hasta las heces

aquello que no se completó

de tan prohibido.

 

 

Quemadas en el patio

ya no significan nada

solamente el carbón de los años

y tu fruta alguna vez nido de ternura

apenas una brizna de bandera de papel negro con el viento.

 

 

Las fotografías también

encargadas a la feracidad de la tierra

se multiplicarán en la memoria

como tu nombre lo hizo alguna vez

en cada aliento.

 

 

Nada eres nada soy

esto que fue nunca sucedió

y la memoria siempre traicionera

será hoy por hoy

nuestra única playa incierta.

 

“Jardines de Tláloc”. Piedra Sagrada. Madrid: Editorial Vitrubio, 2018.

 

 

Señales

 

En lo profundo de la selva

en la piedra que la maraña oculta

y los grillos y las inimaginables aves que dicen inimaginables trinos

en la oculta senda abierta bajo los enormes cacaotales

en los ojos

en los ojos de tus ojos más allá de tu mirada

donde mora el tigre

y espera su hambre

y tiemblas toda

apenas una gota de rocío en la hoja

es la señal del tiempo

cuando tu nombre y el mío se diluyan en la boca

y los latidos del corazón

y todas las manos se hagan una

y convoquen la alegría de la lluvia.

 

“Jardines de Tláloc”. Piedra Sagrada. Madrid: Editorial Vitrubio, 2018. 168. Impreso.

 

Gary Daher (Bolivia, 1956). Poeta, narrador y ensayista. Autor de trece libros de poesía, tres novelas, un libro de ensayos sobre poesía boliviana y un libro con poemas de Catulo y Safo, frutos de su traducción. Junto a los poetas Ariel Pérez y Juan Carlos Ramiro Quiroga conformó el grupo literario “Club del Café o del Ajenjo”, autores de la obra poética Errores compartidos y de la revista de poesía llamada Mal menor. Durante 1993 y hasta 1995 ha dirigido, junto a los poetas Vilma Tapia Anaya y Álvaro Antezana Juárez el prestigioso semanario literario El Pabellón del Vacío. Actualmente hace parte del comité editorial de la revista anual El Ansia que estudia, cada año, a tres autores bolivianos a profundidad. En 2018, la Editorial Vitrubio de Madrid ha lanzado su libro Piedra Sagrada conformada por una trilogía que reúne sus tres últimas producciones poéticas. www.garydaher.com.

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg