A los bebés

 

Por Indran Amirthanayagam

 

IMG 0432

 

 

Hay que reirse de todo y de nada, deja que las endorfinas solucionen la sopa

del día, que la vuelva un caldo claro, sencillo, y vendido a cinco soles. Así

puede ser factible, la vida en Lima, no importa si los edificios son encrustados

de cenizas impactadas, esa famosa patina oscura de la época de gaz de plomo,

de secuestradores de diplomáticos, de matanzas de paisanos, lo que la memoria

insiste revelar a pesar de las apuestas a un futuro incierto donde las mariposas

y los canarios siguen cayendo como tropas del primer batallón de las especies

del mundo contra el olvido. Así que Limeños, olvidemos y recordemos

nuestros pecados, y dediquémonos a cuidar a nuestros dependientes. Dice

mi estudioso de la selva que nuestros niños no alcanzarán los añs que hemos

gozado en esta tierra. Le respondo que no debemos revelar estos secretos a ellos.

Olvidemos y hagamos lo que podamos: buses inteligentes, ciclovías, mariposas

cultivadas bajo paneles solares, detrás de vidrio transparente, con una huella

ecológica inexistente, mi invernáculo, mi vida, mi bebé, bienvenido.

 
dr) el 15 de julio, 2018

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg