El hombre sencillo

 

Por Indran Amirthanayagam

 

IMG 0432

 

 

 

¡Para! Ya no más en inglés, al menos para hoy.

El español sigue circulando en mis venas

desde mi renacimiento en la ciudad que se llamaba

el Distrito Federal en aquella primavera del fin

del siglo cuando se escribía todavía en cuadernos

con lápiz, y los poetas andaban por las calles

y en los peseros al acecho de la frase al oído

para iniciar sus poemas. Espera, imagino

que los jóvenes poetas escuchan también

el uno al otro--buey, que chingón, hijole,

hijo de puta. Me late fue la frase que aprendí

fumar como tabaco, beber como leche,

en aquella 1999 cuando José Emilio escribía

todavía en Progreso 63 y solía venir

a comer conmigo en un bistró neoyorquino

al lado de la embajada. Siempre le agradezco

aquel gesto generoso del poeta veracruzano,

llegar adonde estuve yo él que podría

haberme recibido con su dedazo

en algún trono. Fue un hombre sencillo

como los grandes de otros lares

y disciplinas, un caballero

como el presidente que hoy

se celebra su funeral.

 

c) 4 de diciembre, 2018

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg