Sol de invierno

 

Julia Santibáñez

 

Cochinada


Mamá, escribo para advertirte:

no vayas a cometer la indecencia

que dijiste ayer,

de tan mal gusto.

Aunque disimules

se nota que tienes ganas

pero aguanta,

no te dejes seducir.

No cometas la porquería

imperdonable

de morirte.



Sol de invierno 

 

La granizada nos sorprende al llegar a casa. Cerramos las ventanas, pero no sirve, aquí adentro hiela. Las rosas palidecen, el gato parece amoratado y nosotros, más quietos cada vez, más ateridos.

Deberíamos tenerle miedo al enfriamiento.

Deberíamos, tú y yo tendríamos que jugar con fuego para no morirnos de frío.



El colmo 

Y pensar que vas a estar muerto

toda la vida.



Frasco negro 

Si pudiera envasar tu olor nocivo
meter en este frasco de perfume tu olor de risa ronca

pisoteador de mi moral

si embotellara tu olor
sátiro bronco
lascivo tatuaje de alacrán
lo cargaría en la bolsa
como quien administra una fatalidad.

Numero actual

portadaCafé