Nostalgia del edén

Febronio Zatarain

 

Edén

mis manos son alas
púrpuras
cóncavas
derraman albedríos
deseos
se internan en tu noche
y la vuelven día

tu voz es absorbida
por mi piel
sé que nada es prohibido
nada es eterno
mas yo juego a quitarte
tu vestido de arena
y a ser el lot
que contigo
voltea

eres niña de luz
tu cuerpo es demora
es anhelo
en él vuelvo a ser polvo

rozas mi cabeza
que reposa en tu vientre
y me sé un adán
que morderá tu fruto
más de tres veces

 

Nostalgia

la espuma cubre mis huellas
el mar es una cobija hecha de diamantes
me rocía su luz
soy pluma de gaviota
y estoy alegre porque has vuelto

nos sentamos sobre la arena
el cielo es la cúpula de la Capilla Sixtina
y nuestro diálogo se relata en ella

el mundo es un torbellino en el que no aparezco
quizá deba montarme en una de sus órbitas
pero mis manos siguen dialogando contigo

 

Crisol

la realidad tiene poros
hoy suda versos

sobre la piel del horizonte
se asientan las nubes
el sol escondido en su guarida
estira los brazos
con sus haces las sonrosa

luego como lengua
abre la boca de la orilla este de la tierra
su saliva en hilos se inyecta
y vuelve al cielo áureo

sus pupilas me penetran
un mármol líquido y termal me nutre

abro mi cuerpo
la fe se escapa
germino en colores

 

Números

Los números
no tienen gemelos
el 1 es uno
y por más que se esfuerce
nunca llegará a ser 2
mucho menos 3 ó 4

Es cierto que el 6
es un 9 de cabezas
y el 3 un medio 8
mas el 6 siempre será 6
y el 3 nunca se volverá 8

Hay hombres que tampoco son iguales
Hubo uno que tuvo más de cinco almas
Hay otros que en su cara ponen el rostro que más les conviene

Pero hay muchos muchísimos
que aunque tenemos frente ojos nariz y boca
lo que se ve cuando nos ven
es un 0

Hay profetas que han dicho
que en el futuro habrá un gran almacén de arena
y que en cada granito estará grabado un rostro claro y distinto
para cada habitante de la Tierra

 

Baco

Llego al depa ansioso
y tu paciencia me trae la calma

Cuando el abandono me vuelve párpados
tú entras en mis cauces
acrisolas mi tuétano
aligeras mi sangre

En la segunda parte de la noche
mientras tú me desnudas y masajeas
yo te colmo de letras
te visto de palabras

Nada es espejismo
la luna es una nave
y la noche un océano

 

Numero actual

PORTADA BM 141142 .jpg