Hubert Matiúwàa

 

I

Soñó la noche

que nos levantamos un día,

bailamos entre abuelos

e hicimos cantar la tierra,

soñó el camino

que escuchó nuestro pie regresando al pueblo,

soñaron los perros

que vestían de estrella su piel

y sepultaban la sed de nuestro miedo.

 

Soñó la piedra de lluvia

tu nombre en nuestro brazo,

el cielo en la palma de tu mano,

soñó el árbol

que retoñamos cada mañana

y crecía nuestra rebeldía en la casa de luna.

 

I

Nìgu’ndáa mbro’ó

rí nìwuáxúún ló’ mbá mbí’i,

nìjtsía ló’ màjiúun buànuun,

khamí nejné ló’ ajmúú jùbá’,

nìgu’ndáa jambaà

rí nìndxàún a’ò nakhúa ló’ nàthángáá ná xuajíin,

nìgu’ndáa xùwán

rí nìjú’wuán xtíñúún à’guàán

khamí nìdíí rí nànjda’ó rí nàmíñáán ló’.

Nìgu’ndáa itsúu ru’wa

mbì’yá ná ñàwuan ló’

ikhaa mìkuíí rí gìdá’ ná àkuíín ñàwuan,

nìgu’ndáa ixè

rí nàrudiáa’ ló’ mbámbá mi’chá

khamí nàgàjáá gùkú akhiáan ló’ ná go’wò gòn’.

 

II

Hormigas rayo

En memoria del Ta Savi Antonio Vivar Díaz.

 

Volvieron las hormigas en la piel del encino rojo,

cargadas de nubes levantaron la tristeza del hambre,

el más viejo traía tu voz de rayo,

Toño,

la piedra del caracol y el ojo de venado;

regresaron a pedir justicia,

¡Muchacho!

semilla de lluvia, casa de luna, brazo de río.

 

Ayer preguntaron al vestido de estrella,

dónde tu sombra se sienta

y santiguaron la tierra con hojas, maíz y frijol.

 

Preocupado el pájaro corta nube,

esta mañana danzó en el cielo que escribe tu nombre.

 

II

Akuán bègò

Àjngáa rí màrma’áan akiáan ló’ gàjnè dxáma Ta Savi Antonio Vivar Díaz.

Nìgùwáán akuán ná xtóo xtámañà’,

judéé dùùn nìgùwéé khamí nìyáxììn rí tsíngìnuu èwè,

tsí ìwá nìkhí jàyá a’wáa táta bègò,

Toño,

ikháán itsúu ngo’xó khamí ìdúú àñà’;

nìgùwáán nùndá’èe rí màgumá mbáníi xtàngòò,

¡dxáma!

tsígòo ru’wa, go’ó gòn’, ñawún màthá.

Rìxíi nìráxíi jga’niúun à’guàán,

náa rìgá xkamíxàa

khamí nèné tsakúràmáa jùbà’ gàjmà iná, ìxí khamí yàjá.

Nìxná mijúún ñò’òn xkhóto dùùn,

nàkí mi’chá ní’tsièe inuu numbaa rí nà’tháan mbí’yá.

 

III

Repartió la flor

 

La flor repartió el mundo,

pintó cerros en donde andará el colibrí

que levantará nuestra palabra,

quemó el nombre de las ánimas

que enseñaron al pensamiento a caminar la tierra,

a juntar la lumbre de la piel,

a sostener la piedra de nuestra voz

en el estómago de lluvia

y amarró piedras en la casa de muertos

que aguardan a jugar nuestra lucha.

 

III

Nìxphitáa rè’è

Nìxphitáa rè’è numbaa,

nì’ñiì júbà ná màrigó tsú’tsún

tsí mayáxíi ajngáa ló’,

nìtsíkée mbíjyúún nìmá

tsí nìnsjgáa jùma ná inú numbaa,

tsí nírùwáa àgúu xtá ló’

khamí nìwuatùún ra’á itsúu a’wá ló’

ná awún ru’wa,

khamí nìro’ó itsí ná awún gu’wá wàjín

rí gì’thúún mà’tsí skíyá’ ló’.

 

IV

Saliva de estrellas

 

Regresará a nuestro cuerpo

la saliva y humo que dejamos en el camino,

regresará el agua de las estrellas,

y el andar del tejón con la luna.

 

En la casa,

hilvana el ánima de tu lengua

la carga de lumbre,

aquél zumbido que levanta la noche

y cobija mi sombra.

Aquí, en el polvo

anduvo nuestra esperanza

en el estómago del mundo.

 

IV

Iya ndaúun à’guàán

Màthangaa ná xùbiá ló’

iya ndàwa khamí gùní rí nùni’ñáa ló’ ná jambaà,

màthangaa iyún à’guàán,

khamí jambòò gòn’ gajmaá gòn’.

Ná gu’wá ló’,

náru’wáa nimíí ràjuán

mbá e’doo agú,

khamí à’wá rí nìyáxii mbro’on,

nàriguu jnè xtàtsiin xkamixó’.

Gèjio’, ná inuu yojnda’

nìrígoo àkián’ ló’

ná awún numbaa rìgé’

 

Hubert Matiúwàa [1986], pertenece a la Cultura Mè´phàà. Los Mè´phàà,  son pueblos asentados en la Región de la Montaña del Estado de Guerrero. Estudió la Licenciatura en Filosofía y Letras en la UAGro., Creación Literaria en la UACM, Maestría en Estudios Latinoamericanos (UNAM). En 2008 Obtuvo el Segundo lugar en el Concurso Literario y de Investigación “Juan de la Cabada” en la categoría de Poesía en Chilpancingo, Guerrero, Tercer Lugar en 2009. Hizo una Estancia de Investigación en Nicaragua sobre el Parentesco de las Culturas Mèꞌphàà y Sutiaba (2015). Ha publicado poemas en diversas  revistas del país. En 2015 obtuvo el Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico de Guerrero  (PECDAG) para escribir el poemario “Mañuwiín/Cordel Torcido”.Y está en proceso de publicación con la Editorial Pluralia su Libro inédito “Piel de Tierra/Xtámbaa”.