Seis ficciones ortogramáticas

La coma, esa puerta giratoria del pensamiento.

Julio Cortázar

Por Manuel Sauceverde

20799127 1425364160884013 5551623912690279270 n

 

Multiverso

Cuando dijo “sí”, tendida en el pasto,

descubrió que soñaba; pero era demasiado tarde.

Tomás Arauz

 

—si acepto —dije— es porque sueño pero no despierta.

 

 

Jaque mate sin comas

Dicen que su última jugada fue soberbia.

—¡Karpov no Kasparov ha vencido! —indicaba el titular del periódico. Pero a mí me dio igual: el ajedrez y la gramática no son lo mío.

 

Amantes

—Sí, eres la mejor amante en las baronías de Polop —dijo él con malicia—. ¡El reino se enterará!

—Si eres el mejor amante en las baronías de Polop —respondió ella con astucia—, ¡el rey no se enterará!

 

Acertijo

 

Como en otras ocasiones, Raymond Smullyan debía responder un acertijo para salvar su alma.

—Si él no miente —dijo el ángel mientras señalaba al demonio—, ¡no serás castigado!

—Sí, él no miente —respondió el demonio como un eco siniestro—. ¡No, serás castigado!

Debí ser lingüista, pensó Smullyan.

 

Shakespeare bifurcado

 

Romeo y Julieta. Acto V. Escena III. Toma 1. ¡Acción!

En el Mausoleo de los Capuleto, Romeo ingiere veneno. Ha decidido quitarse la vida junto al cuerpo de su esposa porque piensa que está muerta. ¿Ignora los planes de Fray Lorenzo? Sí, no es posible otro destino. Este será su final.

Cuando Julieta despierta de su sueño cataléptico encuentra a Romeo en el piso. Fray Lorenzo llega solo, unos minutos después: “¡Mi niña!”, exclama; luego revisa el pulso de Romeo. “¡No! ¡Es demasiado tarde para un antídoto!”

“¡Por un momento lo creí muerto!”, señala Julieta. “Está dormido. ¡No bebió todo el veneno! Fray Lorenzo, cierra los ojos y junta las manos para orar: ¡El amor, no la muerte, ha vencido!”

¡Corte! ¡Llamen al corrector de estilo!

 

Romeo y Julieta. Acto V. Escena III. Toma 2. ¡Acción!

En el Mausoleo de los Capuleto, Romeo ingiere veneno. Ha decidido quitarse la vida junto al cuerpo de su esposa. ¿Por qué piensa que está muerta? ¡Ignora los planes de Fray Lorenzo! Si no es posible otro destino, éste será su final.

Cuando Julieta despierta de su sueño cataléptico encuentra a Romeo en el piso. Fray Lorenzo llega sólo unos minutos después: “¡Mi niña!”, exclama; luego revisa el pulso de Romeo. “¡No es demasiado tarde para un antídoto!”

“¡Por un momento lo creí!”, señala Julieta. “¡Muerto está! ¿Dormido? ¡No, bebió todo el veneno!” Fray Lorenzo cierra los ojos y junta las manos para orar: “¡El amor no, la muerte ha vencido!”

¡Corte! ¡Se queda!

Universos irregulares

Universo 1

Hubo un destello verde de mucha intensidad.

—¡Esto es un sueño paranoico! —señaló la teniente Ripley y recargó su escopeta. Los “mutantes”, por llamarlos de alguna manera, volvían a atacarnos—. ¡No es una realidad alternativa! Cuando me quede sin balas, seremos devorados por estas aberraciones del trasmundo…

—Si no es la primera vez que activo la máquina interdimensional —dijo el Dr. Everett—, sucedió un cambio muy pequeño en este universo. ¡Lo haré de nuevo para estar seguro!

—¿Cuánto más? ¡Intente otras opciones! —expresó la teniente Ripley mientras una docena de aquellos seres, que no estaban vivos ni muertos, la rodeaban—. ¿Se le revelarán de improviso? ¡Apresúrese!

—¡No! ¡Tengo miedo! —exclamé—. ¡Ya no debemos utilizarla!

Aun sin esperanza, el Dr. Everett lanzó una carcajada y accionó el artefacto.

Universo 8

Hubo un destello verde de mucha intensidad.

—¡Esto es un sueño, paranoico! —señaló la teniente Ripley y recargó su escopeta. Los “mutantes”, por llamarlos de alguna manera, volvían a atacarnos—. ¡No! ¡Es una realidad alternativa! ¿Cuándo me quedé sin balas? ¡Seremos devorados por estas aberraciones del trasmundo!

—¡Sí, no es la primera vez que activo la máquina interdimensional! —dijo el Dr. Everett—. Sucedió un cambio muy pequeño en este universo. ¡Lo haré de nuevo para estar seguro!

—¿Cuánto más? ¡Intente otras opciones! —expresó la teniente Ripley mientras una docena de aquellos seres, que no estaban vivos ni muertos, la rodeaban—. ¿Se le revelarán de improviso? ¡Apresúrese!

—¡No! ¡Tengo miedo! —exclamé—. ¡Ya no debemos utilizarla!

Aún sin esperanza, el Dr. Everett lanzó una carcajada y accionó el artefacto.

 

Universo 170

Hubo un destello verde de mucha intensidad.

—¡Esto es un sueño paranoico! —señaló la teniente Ripley y recargó su escopeta. Los “mutantes”, por llamarlos de alguna manera, volvían a atacarnos—. ¡No es una realidad alternativa! Cuando me quedé sin balas, seremos devorados por estas aberraciones del trasmundo…

—Si no es la primera vez que activo la máquina interdimensional —dijo el Dr. Everett—, sucedió un cambio muy pequeño en este universo. ¿Lo haré de nuevo para estar seguro?

—Cuánto más intente —expresó la teniente Ripley mientras una docena de aquellos seres, que no estaban vivos ni muertos, la rodeaban—, otras opciones se le revelarán de improviso. ¡Apresúrese!

—¡No tengo miedo! —exclamé—. ¡Ya no! ¡Debemos utilizarla!

Aun sin esperanza, el Dr. Everett lanzó una carcajada y accionó el artefacto.

Universo 31

Hubo un destello verde de mucha intensidad.

—¡Esto es un sueño, paranoico! —señaló la teniente Ripley y recargó su escopeta. Los “mutantes”, por llamarlos de alguna manera, volvían a atacarnos—. ¡No! ¡Es una realidad alternativa! ¿Cuándo me quedé sin balas? ¡Seremos devorados por estas aberraciones del trasmundo!

—¡Sí, no es la primera vez que activo la máquina interdimensional! —dijo el Dr. Everett—. Sucedió un cambio muy pequeño en este universo. ¿Lo haré de nuevo para estar seguro?

—Cuanto más intente —expresó la teniente Ripley mientras una docena de aquellos seres, que no estaban vivos ni muertos, la rodeaban—, otras opciones se le revelarán de improviso. ¡Apresúrese!

—¡No tengo miedo! —exclamé—. ¡Ya no! ¡Debemos utilizarla!

Aún sin esperanza, el Dr. Everett lanzó una carcajada y accionó el artefacto.

Universo 255

Hubo un destello verde de mucha intensidad…

 

Manuel Sauceverde es Doctor en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Por un lado, ha publicado diversos artículos científicos en revistas especializadas nacionales e internacionales. En el 2017 obtuvo el Premio Internacional de Investigación “Emilio Fontela”, otorgado por la Sociedad Hispanoamericana de Análisis Input-Output y la Universidad de Oviedo; y en el 2016, el primer lugar en el Premio Internacional de Documentos de Trabajo, otorgado por el Banco Central de Bolivia y la Asociación de Pensamiento Económico Latinoamericano.

Por otro lado, ha obtenido varios premios de narrativa, poesía y música, entre los que destacan los premios Quinta Jornada de Literatura Breve “Tweet por viaje 5.0” (Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y Secretaría de Cultura Federal, 2018) y Cuento de Ciencia Ficción “Año Internacional de la Física” (UNAM, 2005). Ha publicado en La Otra, Bitácora de Vuelos, Ariadna, La Gualdra, Periódico de poesía, Narrativas, Le Miau Noir, Cuadernos de Foro Universitario, y Goliardos.

Además, es miembro del ensamble Didar, el cual divulga la Música Clásica Persa en México. Se ha presentado en diversos recintos mexicanos: Plaza Miguel Auza (Festival del Folclor Internacional), Auditorio Blas Galindo (Centro Nacional de las Artes), Plaza Juárez (Festival Internacional Quimera), Sala Manuel M. Ponce (Palacio de Bellas), Teatro Fantasio (Festival Internacional de la Cultura Maya), Museo Nacional de las Culturas (CDMX), Teatro de la Ciudadela (CDMX) y el Antiguo Palacio del Arzobispado (CDMX).

Sus libros en imprenta: Entre una estrella y dos golondrinas (Poesía, Editorial Lectio) y Universos perpendiculares (Narrativa, Editorial Lectio).

Numero actual

Portada BM 1 (3).jpg