La prueba del tiempo es infalible para entender cuando un proyecto ha logrado trascenderse a sí mismo y muta de acuerdo a lo que ahora puede ser. Blanco Móvil es una revista que siempre ha entendido esto, y en cada una de sus épocas se ha transformado, ha comprendido su función, para poder evolucionar, y así mantenerse en contacto con su público, y con el público posible que ama también la literatura. Por eso esta nueva etapa es una lupa que implica al que lee, pero también la intención clara de hacer una revista antes que un portal. Crear un espacio para revisitar, revisar, ver nueva mente a los autores, bajo otra percepción, que puede ser desde una zona geográfica de invención, o un contexto social, o el tema que delimita la importancia de un momento histórico o artístico.

 

 

A treinta años del primer número de Blanco Móvil,

les damos la bienvenida a esta forma de hacer una revista ahora.

Bienvenidos a otro blanco, que al moverse, ya no es el mismo.